Es ta intervención se realizó en un espacio físico-social concreto en el que los sujetos participaron activamente en la transformación de su realidad, a partir de los problemas concretos y así mismo nos permitió diseñar, desarrollar y evaluar las necesidades desde la propia comunidad logrando que todos los actores hicieran parte del escenario social.

FASE 3: EVALUACIÓN DE LAS NECESIDADES DEL GRUPO


Necesidades:
La tercera fase de la intervención comunitaria permitió realizar un análisis profundo de las necesidades, problemas y recursos que el grupo tiene, se trabajo la jerarquización y priorización de problemas y necesidades identificando en ello los recursos que presentan como grupo; se establece además, la relación con los problemas propuestos por toda la comunidad en la primera fase.
La necesidad mas evidentes y que los jóvenes reclaman día a día es la incomprensión por parte de sus padres y además de la sociedad y de las personas que los rodean, ya que para ellos esta es su forma de vivir y no entiende por que deben cambiarla, que si sus padres toman licor o fuman cigarrillo ellos no pueden elegir la marihuana como el componente para estar con sus amigos y como distractor, además de esto sienten que al ingresar a un grupo de amigos (donde todos son consumidores activos de marihuana) si no consumen dicha sustancia temen a ser rechazados por el  grupo, además de esto sienten que este es el escape a sus problemas, que cuando se encuentran bajo este efecto, todo es mas fácil, “el mundo es mas fácil de entender”; es el escape a los problemas, entre estos los problemas económicos; así mismo es la forma de buscar y encontrar compañía ya que aquellas personas se sienten solas y encuentran una “comunidad en donde no solo los entienden sino además comparten sus mismas problemáticas; por ello estos jóvenes consideran que no se están causando ningún mal y mucho menos están dañando a sociedad por esto para ellos es una forma de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog